Bonita

 

Bonita,

Así  me sentía cuando me estaba vistiendo para hacer las fotos del blog. Bonita.

Hoy no voy escribir mucho. Habréis notado retraso en la publicación de esta entrada. No ha sido nada de dejadez, ni de problemas técnicos como otras veces, ni siquiera estaba esperando la llegada del fin de semana y de tener un poco más de tiempo.

A principio de semana tuve un accidente en la playa, accidente con ambulancia de por media atestado policial, etc. Por suerte todo ha quedado en un susto, y heridas físicas superficiales. Ahora a curas todos los días. Tapada de pecho para arriba y  que no me de el sol.

Así que estaré un tiempo fuera de línea. Espero que a mi vuelta sigáis ahí al otro lado.

Os echaré de menos. Aunque intentaré estar activa por IG.

Un besazo

Pepa Vallejos

 

Vestido y bolso: Classy Privee, Alicante

Sandalias: Unisa

Gafas: Rayban

Anuncios

¡Lo sentí!

¡Hola amigas!

No me arrepiento de nada de lo que dije, porque en algún momento fue exactamente lo que sentí.

Borrar de nuestra vida a quien borra nuestra sonrisa es imprescindible. Me encanta la gente con ese optimismo que nadie, y digo, nadie es capaz de anular, esa gente loca maravillosa capaz de sacarte de lo más profundo cuando nada lo presagia.

Prefiero mil veces a estas personas a mi lado que a las llenas de razones para ser perfectas, con tanto sentido común, tanta sabiduría aplicada. esos que piensan que todo está escrito en algún libro. Prefiero a las que creen que todo se puede cambiar, que aun quedan muchas páginas por escribir y muchos lugares por descubrir. Sobre todo, y lo más importante, que nos queda todo por vivir tengamos la edad que tengamos y estemos en el momento de nuestra vida que estemos.

Ya no quiero arrepentirme de nada, solo quiero ser como soy. Seguir cometiendo errores, no para arrepentirme, sino para aprender de ellos y dejar que me lleven al lugar donde deseo estar, donde me siento feliz, donde los sueños son mas importantes que el poder.

Haciendo un ejercicio de Yoga me preguntaron si recordaba en que momento de mi vida me  había sido más feliz. Hice un esfuerzo mental de esos que evitamos casi siempre y llegue a la conclusión de que fue hace muchos años, cuando pasaba por un momento delicado en el plano laboral y en el económico. A pesar de lo mal que pueda sonar, ¡me sentía libre y en paz! Además, tenia lo más importante que se puede tener, a mis hijas conmigo cada día, muchas risas, amigos siempre cerca y una gran ilusión.

Carecía casi de todo lo demás, muchos amigos se esfumaron en ese momento pero los que quedaron suplieron todas mis expectativas con creces.

Deberíamos hacer un ejercicio emocional de vez en cuando para descubrir realmente lo que nos hace felices, a donde vamos, como y con quien queremos llegar.

Todo en la vida pasa por algo, nos enseña algo y nos hace conocernos mejor, no cambio ni un minuto de mi vida porque hasta las cosas horribles me han dado la oportunidad de conocer y descubrir personas nuevas, lugares increíbles y sueños por vivir.

         

Al igual que el look de hoy me hace recordar esos momentos felices del pasado, me puede transportar igual a mi niñez que ha solamente hace un mes en algún lugar especial para mi y donde la felicidad fue palpable.

Este mono en color rosa delicado, con estas lazadas a ambos lados de la cintura es un dulce para los sentidos.

Lo he combinado con estos zapatos en color nude y el bolso en el mismo tono con estampado print que me encanta, igual para salir una tarde de verano que una noche de fiesta.

Espero que me digáis siempre lo que pensáis realmente sobre él.

Mono: Guillermina, tienda local en Las Negras Almería

Zapatos.: Lodi Old

Bolso: Massimo Dutti

Gafas: Rayban