A cada paso

img_8227

Voy por la vida hilvanando traspiés
como una estúpida.
Mas cada día yo pienso esta vez
sera la ultima.
No se que hacer no se como evitar
ir por el mundo así
Siempre dispuesta para tropezar
lo mismo aquí que allí.

Creo, que haciendo el tonto por la vida voy
Creo, que en medio de un berenjenal siempre estoy
A cada paso que doy.

Ir de narices contra una pared
resulta cómico
Mas repetirlo una y otra vez
es un mal crónico.

Creo, que haciendo el tonto…

A cada paso que doy, no se
que hacer para evitar el tropezón.
No se, no se que hacer
para encontrar la solución

A cada paso que doy.

A cada paso es un salto mortal
algo enigmático
a cada paso es un paso fatal
un fin dramático.

Y se, y se que soy
casi un peligro publico
Y se, y se también
que soy un caso único

Luz Casal

No se si tan exagerado, pero a veces me siento como define Luz en esta canción, que como todas las suyas me encantan.

En otros momentos me digo “Si lo estoy haciendo genial”. Con ésto me quedo, que nadie me va a decir a mi que soy un desastre ni una calamidad, que la vida esta hecha para tropezar, levantarse, reír, llorar, bailar, comer, andar, sentir, mil cosas y sentimientos que cada cual los vive como puede, como quiere o como sabe, eso si, sin hacer daño gratuito y siendo un caso único que es lo que nos hace ser especiales.

A cada paso he creado este look tan especial como fácil y delicado.

Una camisa protagonista, con entredoses con una sencillez y estilo que me enamoran cada vez que los miro. Su blanco impoluto es perfecto para cualquier hora del día  y cualquier otra prenda con la que queramos combinarla.

La chaqueta es una prenda exclusiva de Carolina Herrera en color camel perfecta para cualquier look y con este me encanta por supuesto. Con estos jeans Italianos queda francamente perfecta.

img_8231img_8246
img_8234img_8260img_8237img_8241
img_8252img_8263img_8264img_8273img_8277

Chaqueta: Carolina Herrera (old)

Pantalones y camisa: Classy Privee, Alicante

Zapatos: Guess (old)

Bolso: Uterqüe

Gafas: Rayban

Quizá

img_8180Hola amigas

Se iba acercando lentamente, podía distinguir su pelo, casi podía percibir su olor, ese tan característico que no podría olvidar jamás.

Pensé dar unos pasos entre la gente para adelantar el encuentro, pero no podía moverme, estaba paralizada, temía sus palabras, siempre fue muy elocuente, siempre encontraba la palabra justa para hacerme callar, jamás supe por qué, no sabía si era miedo, lentitud de expresión, o qué se yo.

La escena se asemejaba a una película, no sé si era buena idea ese café en ese lugar y en ese momento, hacía tiempo que no le veía, mi cara estaba helada, el frió había llegado y no solo en el sentido literal, se había adentrado también en mi alma, no sabía por qué había aceptado esta cita, quizá era la intriga, quizá la forma de despedirnos, quizá locura transitoria…

Pude ver la ironía en su sonrisa, como si de un viejo amigo se tratase, no lo era, nunca lo fue. Fue todo menos un amigo.

Su  porte seguía siendo distinguido, su voz la misma y con la misma seguridad, acercó su cara para besar mi mejilla y creo que esbocé una leve sonrisa para preguntar –¿cómo estas? -Bien, gracias. Como siempre, no recibí por su parte el mismo interés, así que no hubo pregunta dirigida hacia mi. No debía interesarle.

Ese café fue largo y distendido, la conversación giró, como siempre, en torno a él, su mundo, sus aficiones ¡¡todo gira en torno a él!! No era desagradable escucharle, era y es interesante durante los primeros treinta minutos, después de esos la cucharilla del café es capaz de girar a una velocidad tremenda dentro de la taza.

Quizá necesitaba ese momento para afianzar mi decisión. ¡¡Cuando me diga que quiere volver voy a decirle que si se ha drogado!!

Quizá me diga….. Quizá esto otro….

No le conocía como pensaba, sus palabras solo fueron –Quizá podíamos quedar otro día para que puedas ver mis nuevos proyectos

Ese quizá no llego nunca, ese café fue el mejor café de mi vida, el que me hizo sentirme feliz por estar sola, por creer en el amor, en ese que te hace especial y no invisible.

Nada pasa por nada, todo tiene un por qué, incluso los malos momentos nos aportan algún aprendizaje, nos hace conocer la realidad, esa que a veces solo queremos ocultar en esa parte del cerebro.

Me hizo entender lo que no había querido ver, para eso fue necesario saltar al vació, que da tanto miedo pero es tan necesario en ocasiones.

Ahora odio ese perfume y ¡quizá hasta los cafés!

img_8173

El look de hoy es perfecto para esa cita, con fuerza, carácter y seguridad que aporta esta parka tan especial y diferente. Llena de color y con estampado de camuflaje como si a la guerra de sentimientos encontrados nos dirijiésemos.

Llevo pantalones rotos negros con jersey negro y camiseta con mensaje. Botines de tacón alto que me encantan y este año le sacaré partido, ya que me las compré el año pasado en rebajas y creo que solo me dió tiempo a llevarlos un día.

Un bolso muy especial y personalizado con un asa en pedrería que crea un look bohochic magnifico.

Y solo eso amores, que me encanta estar en contacto con vosotros cada día y agradeceros vuestra paciencia y cariño.

img_8176
img_8186img_8205img_8207img_8210img_8215img_8219img_8223

Parka: Capriche, Alicante

Pantalones, jersey y camiseta: Zara

Bolso:Purificacion Garcia

Gafas: Dior

Botines: Unisa

Rompe la rutina

img_7880

Hola amigas,

Creo que esto va por temporadas, la rutina acaba matando, nos levantamos de la cama y todo es igual al día anterior, vamos a los mismos lugares de trabajo, la misma gente, los mismos cafés, pasan semanas y nos damos cuenta de que hemos estado como repitiendo el mismo patrón un día y otro.

Bien ¡¡rompamos con la rutina!!

Vistamos de flores el invierno, desafiando al gris por un momento. Cambiemos el sendero que nos espera, el café por un té, la tristeza por alegría, las lágrimas por una sonrisa. Cambiemos el pelo, la falda, no sé cuántas cosas podemos cambiar para sentirnos diferentes.

Tengo un secretillo que me hace sentirme diferente y es mi manía de cambiar de pijama casi cada día, eso de irte a la cama con un pijama limpio y distinto me encanta, los tengo de mil colores y formas.

Otra de las manías es andar, andar por lugares desconocidos, ver paisajes nuevos, unos al lado del mar, otros por arboledas y plantas, el caso es ¡¡romper la rutina!!

Y este look es el indicado para romper del todo.

Este vestido con un estampado en colores vivos y con un movimiento infinito, un corte increíble, llevarlo es fácil y divertido.

Con esta cazadora de piel marrón un poco cañera le damos el toque perfecto para un día donde la rutina no tiene cabida. Ésto y las botas boho y a ver la vida diferente, nada esta escrito en la historia amigas, la historia la escribimos nosotros.

img_7863img_7859img_7856img_7865img_7872img_7875img_7877img_7868

Espero que os haya gustado.

Un besazo enorme

Pepa Vallejos

img_7855

Vestido:  Classy Privee, Alicante

Cazadora: Massimo Dutti

Botas: Capriche, Alicante

Bolso: Massimo Dutti

Gafas: Massimo Dutti

Collar: Regalo de amigas de Badajoz creado por María